All for Joomla All for Webmasters

Iglesia centenaria, Iglesia viva

el . Publicado en Gran Tema

  • Año Jubilar por centenario de la Provincia Eclesiástica

Mirar agradecida al pasado, analizar con realismo el presente y proyectar el futuro confiada en la gracia de Dios. Así podría resumirse el tiempo inaugurado en nuestra Iglesia para conmemorar el centenario de la Provincia Eclesiástica, un Año Jubilar de alegría y perdón como lo expresan las Puertas Santas abiertas por el aniversario en las catedrales de Limón, San José y Alajuela, las primeras diócesis de Costa Rica. 

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Limón fue la puerta de la evangelización en nuestro país, pues frente a sus costas se celebró aquí el primer Sacrificio Eucarístico hace más de 500 años. Pero también, en 1921, se creó su Vicariato Apostólico junto a la Arquidiócesis de San José y la Diócesis de Alajuela, dando lugar al nacimiento de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica.

Noventa y nueve años después, también en el Caribe, Mons. Javier Román, Obispo de Limón, abrió otra puerta, la Puerta Santa que recibirá a los peregrinos que deseen recibir la misericordia de Dios como fruto de este centenario. 

Con la riqueza cultural y diversidad étnica que caracteriza a la provincia caribeña, se inauguró el pasado 13 de febrero, en la Catedral Sagrado Corazón de Jesús, el Año Jubilar por el Centenario de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica.

Por su parte, el pasado domingo 16, la Arquidiócesis de San José y la Diócesis de Alajuela abrieron las Puertas Santas en sus respectivas catedrales, para expresar la alegría y el agradecimiento a Dios por el centenario, cuyas celebraciones se extenderán a lo largo de este año e inicios del próximo, para desembocar en una gran Misión Nacional en el 2021. 

Una colorida celebración

Durante la celebración en Limón, las mujeres afrocaribeñas lucieron sus hermosos y coloridos atuendos de estilo africano, sus pañuelos en la cabeza y elegantes abanicos. 

Un grupo de indígenas con tambores hechos con piel de serpiente, invitaron a Mons. Román, a sacerdotes y laicos a participar de una danza, todos abrazados en un círculo, como signo de hermandad.

Incluso, pastores de otras denominaciones religiosas, miembros de la Asociación Ecuménica de Limón, con sus distintivos signos, asistieron a la apertura del Año Jubilar.  

El atrio de la Catedral fue adornado de manera simbólica: una barca de madera comandada por un misionero recordaba a los primeros evangelizadores y a los negros migrantes de las islas del Caribe que se establecieron en el país.

La Puerta Santa, ubicada a un costado del templo catedralicio tenía en sus bordes arreglos florales y las palabras que la identifican como tal.

“Aquí somos negros, blancos, chinos e indígenas, aquí todos somos hermanos”, decía la letra de un calipso que sonó antes de empezar el solemne acto litúrgico. 

Primero se realizó una procesión alrededor de la Catedral, se procedió a abrir la Puerta Santa y una vez dentro del templo la celebración eucarística continuó.

El Nuncio Apostólico, Monseñor Bruno Musaró, leyó un mensaje del Papa Francisco para la ocasión. “Su Santidad los anima (…) para que laicos y consagrados prosigan incansablemente su actividad evangelizadora, llenando la alegría del Evangelio, particularmente a los más necesitados y alejados, y den verdadero testimonio de vida cristiana en los diversos ambientes de la sociedad”, transmitió. 

El artículo completo en la edición especial 100 Aniversario de la Provincia Eclesiástica.

 

0
0
0
s2smodern

El amor lo vence todo

el . Publicado en Gran Tema

El consumismo desfigura el amor, lo instrumentaliza, degrada y pervierte. Por el contrario, el amor verdadero trasciende, eleva, purifica y permite superar cualquier adversidad. De ello dan testimonio Tony y Cristina quienes, como otros matrimonios, encuentran en Dios la fuerza y la alegría para seguir adelante cada día.

Laura Ávila Chacón
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cada febrero, una avalancha consumista usa el amor para sus fines comerciales. La palabra se repite tanto que termina vaciada de sentido, herida, mancillada...

¿Qué es el verdadero amor?, ¿dónde se encuentra?, ¿realmente puede ser para siempre? Son preguntas válidas que no siempre tienen una respuesta fácil y se comprenden mejor cuando la vida misma las contesta.

Tony Gazel y Cristina Joseph tienen 30 años de matrimonio y tres hijas: Viviana, Paula y Lucía. Su hogar refleja la fe que los une y el amor que ha hecho posible que, tres décadas y muchas vivencias después, su amor siga intacto, fuerte y seguro como el primer día.

Todo empezó con una propuesta en tono de broma: en el pretil de la UCR Tony le dijo a Cristina que si se quería casar con él y tener 8 hijos. Ella solo lo miró y se quedó pensando. Como Cristina estudiaba fuera del país, Tony pensó que aquello no iría muy lejos, pero al año siguiente ella volvió, salieron un par de veces y ahí comenzó todo.

Ambos son administradores de negocios, se casaron el 5 de agosto de 1989 y coinciden en que los mejores momentos de estos años han sido sin duda el nacimiento de sus hijas, vivir juntos el proceso de embarazo, el parto y la crianza. “Fue complicado pero aprendimos a puro golpe”, resume Tony mientras su esposa lo mira sonriente asintiendo cada palabra.

Entonces, la pareja recibe de uno de los pediatras que veía a su tercera hija la invitación que cambiaría para siempre sus vidas: un Cursillo de Cristiandad, tras el cual comienzan a desarrollar apostolados, el primero que nunca olvidarán fue el servicio en un hogar de niños cuyas madres están privadas de libertad.

“Esa fue nuestra primera universidad teológica”, resume Tony. Luego vino otra movida del Espíritu que los condujo hasta el Movimiento de Schoenstatt, donde desarrollaron un profundo amor a la Madre de Dios, al tiempo que el Padre José Moschetta, misionero comboniano, los orientó en su camino espiritual mediante un retiro para matrimonios.

Aquella experiencia fue tan intensa que Tony la quiso condensar en una canción. Gustó tanto que empezó a producir música religiosa y a formarse en el Instituto Costarricense de Teología Pastoral, Incotep, donde tuvo herramientas para estudiar y dar charlas.

Conozca la historia completa en la edición impresa de Eco Católico.

 

0
0
0
s2smodern

El amor no debe doler

el . Publicado en Gran Tema

Es evidente que a nadie en su sano juicio le gusta sufrir una agresión. ¿Qué debe hacer usted si conoce a alguien que es víctima de violencia por parte de su pareja? Se trata de una situación delicada que requiere de comprensión y acción. La inacción lleva a desenlaces fatales.

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“Yo ya le he dicho que lo deje, pero si sigue con él es porque le gusta que le peguen”. Esta es una frase sacada de una conversación de dos amigos, en la cual uno le relata al otro sobre una amiga que es maltratada por su pareja.

Es evidente que a nadie en su sano juicio le gusta sufrir una agresión. ¿Qué debe hacer usted si conoce a alguien que es víctima de violencia por parte de su pareja? 

Se trata de una situación delicada que requiere de comprensión y acción. Aunque la violencia doméstica ocurre tanto en hombres como en mujeres, del total de denuncias presentadas al Poder Judicial casi un 80% son de presuntos agresores hombres, mientras un 21% de mujeres presuntas agresoras. 

En 2019 se cometieron 13 femicidios y apenas iniciando el presente año, 1 y 2 de enero, se reportaron dos víctimas más, a estos se suma otro posible caso que está siendo investigado por las autoridades ocurrido el 9 de enero.

Un problema complejo

Ana Hidalgo, coordinadora del Departamento de Violencia de Género del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), explica que efectivamente se trata de un problema muy complejo que involucra una serie de elementos que conspiran para tornar muy difícil la decisión de salir de una relación abusiva.

Por lo tanto, es importante estar preparado y entender por qué puede ocurrir algo así. La especialista expone que hay un “mandato cultural” muy presente en las mujeres. Por lo tanto, hay víctimas que tienen muy infundida la idea de que deben aguantar de todo hasta el final y que son ellas las que deben mantener el hogar unido a toda costa.

El artículo completo en la edición impresa de Eco Católico. 

0
0
0
s2smodern

Acceso al agua es deuda con los pobres

el . Publicado en Gran Tema

El acceso al agua potable y segura es un derecho humano, reafirmó el Papa en la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación. En Costa Rica, la legislación no reconoce ese derecho, pese al llamado ciudadano para que así sea.

Ma. Estela Monterrosa S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El agua, “un elemento tan sencillo y precioso, cuyo acceso para muchos es lamentablemente difícil si no imposible” fue el tema de reflexión del mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación este 1 de septiembre.

El Pontífice abordó el tema desde dos perspectivas, el respeto del agua como elemento precioso y el acceso al agua como derecho humano. “Custodiar cada día este bien valioso representa hoy una responsabilidad ineludible, un verdadero y auténtico desafío: es necesaria la cooperación eficaz entre los hombres de buena voluntad para colaborar en la obra continua del Creador (…) Recemos para que las aguas no sean signo de separación entre los pueblos, sino signo de encuentro para la comunidad humana”, escribió.

La Iglesia Católica celebra desde 2015 la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, en unión con la Iglesia Ortodoxa y con la adhesión de otras iglesias y comunidades cristianas. 

En su mensaje, el Papa Francisco recordó lo que ya había expresado en la carta encíclica Laudato si’: 

“El acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos. Este mundo tiene una grave deuda social con los pobres que no tienen acceso al agua potable, porque eso es negarles el derecho a la vida radicado en su dignidad inalienable”.

Custodiar con respeto el don del agua

Francisco destaca el papel fundamental del agua en la creación y en el desarrollo humano. Afirma que, hoy más que nunca es necesaria una mirada que vaya más allá de lo inmediato, urgen proyectos compartidos y gestos concretos, teniendo en cuenta que es inaceptable cualquier privatización del bien natural del agua que vaya en detrimento del derecho humano de acceso a ella.

Además, recuerda que, para los cristianos, el agua representa un elemento esencial de purificación y de vida e invita a que dejemos que resuenen con fuerza las palabras de Jesús en la cruz: “Tengo sed” (Jn 19,28).

“El Señor nos sigue pidiendo que calmemos su sed, tiene sed de amor. Nos pide que le demos de beber en tantos sedientos de hoy, para decirnos después: ‘Tuve sed y me disteis de beber’ (Mt 25,35). Dar de beber, en la aldea global, no solo supone realizar gestos personales de caridad, sino opciones concretas y un compromiso constante para garantizar a todos el bien primario del agua”.

En esta Jornada, el Papa Francisco también invita a dar gracias al Creador por el imponente y maravilloso don de las grandes masas de agua – de los mares y de los océanos – y de cuanto contienen. “Dirigir nuestra mente hacia las inmensas extensiones marinas, en continuo movimiento, también representa, en cierto sentido, la oportunidad de pensar en Dios, que acompaña constantemente su creación haciéndola avanzar, manteniéndola en la existencia”, dijo.

Por ello, afirma, custodiar el agua es una responsabilidad ineludible y exige la cooperación entre los hombres para colaborar en la obra del Creador. 

Y advierte: “No podemos permitir que los mares y los océanos se llenen de extensiones inertes de plástico flotante. Ante esta emergencia estamos llamados también a comprometernos, con mentalidad activa, rezando como si todo dependiese de la Providencia divina y trabajando como si todo dependiese de nosotros”.

El Papa expresa sus anhelos en este tema y pide a los fieles rezar “por cuantos se dedican al apostolado del mar, por quienes ayudan en la reflexión sobre los problemas en los que se encuentran los ecosistemas marítimos, por quienes contribuyen a la elaboración y aplicación de normativas internacionales sobre los mares para que tutelen a las personas, los países, los bienes, los recursos naturales (…) y garanticen un desarrollo integral en la perspectiva del bien común de toda la familia humana y no de intereses particulares”.

Finaliza: “Mi deseo es que las comunidades cristianas contribuyan cada vez más y de manera más concreta para que todos puedan disfrutar de este recurso indispensable, custodiando con respeto los dones recibidos del Creador, en particular los cursos de agua, los mares y los océanos”.

Los retos para Costa Rica

La IV Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación se celebró también en Costa Rica y el mensaje del Papa nos interpela como país en cuanto a los retos en la conservación del recurso hídrico, afirmó el Pbro. Marco Oviedo, encargado de la Pastoral Social de la Diócesis de Alajuela.

Oviedo trabaja el eje Cuidado del Medio Ambiente y la Gestión del Riesgo de Desastres en la Comisión Nacional de Pastoral Social. “Su Santidad ha puntualizado que: ‘se debe ofertar una mayor responsabilidad en la gestión del agua y un mayor compromiso en el cuidado de los ecosistemas marinos’, llamada urgente para nosotros que cada vez somos más conscientes de los altos grados de contaminación hacia los océanos desde la Gran Área Metropolitana”, expresó. 

Asimismo, llamó la atención sobre el desperdicio irracional del agua en unos sectores, mientras miles de personas dentro del territorio sufren una angustiante escasez del líquido.  Igualmente, destacó el reto frente a la privatización del bien natural del agua. 

“Ante estos retos acuciantes, la Iglesia costarricense debe estar abierta al diálogo con las comunidades, por ejemplo, de frontera norte que por el desmedido monocultivo de la piña, ya recibe el impacto de contaminación inmoral en sus aguas. Los grandes desarrolladores hoteleros para quienes debe facultarse el recurso hídrico a expensas del desabastecimiento en comunidades tan notorio en Guanacaste o el desenfreno de la explotación privada de energía hidroeléctrica, que beneficia a unos pocos en cuanto a la adquisición económica”, afirmó. 

Urge nueva ley de aguas en Costa Rica

Costa Rica tiene gran cantidad de recurso hídrico, per cápita posee más de tres veces el promedio mundial. Pero, no es igual en todo el territorio, hay sectores con excesos y otros donde hay crisis hídricas, por eso, el Estado enfrenta el reto de gestionar ese recurso de manera que asegure suficiente cantidad y calidad para todos.

Para Irene Murillo Ruin, directora ejecutiva del Centro de Derecho Ambiental y de los Recursos Naturales, Cedarena, para lograr una gestión efectiva es necesario el cuidado de los ríos y de las fuentes de agua -especialmente las de consumo humano, pero también para otros usos-, el manejo adecuado de los residuos, así como el control de la contaminación.

También apuntó como retos el respeto a los caudales, establecer en el marco jurídico el acceso al agua como derecho y fortalecer la gestión comunitaria del agua.

“Casi un 30% del suministro de agua potable lo hacen ASADAS (asociaciones administradoras de los sistemas de acueductos y alcantarillados comunales), es una fuerza impresionante a nivel comunitario”, indicó. Sin embargo, lamentó que estas organizaciones tienen poco acompañamiento y que la institucionalidad del país no alcanza para darles el apoyo necesario.

En este sentido, comentó que las instituciones relacionadas al tema del agua están muy dispersas, lo que no permite un manejo adecuado del recurso. “No se va a resolver hasta que haya un cambio en el marco legal. La ley de aguas es de 1942, entonces la gente pensaba que el agua era un recurso inagotable”, advirtió.

Agregó que, si bien es necesaria una nueva legislación, hay cosas que se pueden hacer ya. En el caso de la coordinación, hay un decreto ejecutivo que creó un mecanismo llamado “gobernanza del agua”. “Es urgente y se puede hacer ya, sea a través de la plataforma de gobernanza u otra, pero la coordinación debe darse”, aseveró.

En cuanto a casos graves de contaminación del agua se refirió a lo acontecido en varias comunidades de la Zona Norte, donde se detectaron nacientes contaminadas con agroquímicos. “Duele que vuelva a suceder. Es un tema urgente para el país. Agroquímicos es un tema que ha costado mucho que se quiera atender porque implica varios sectores, es uno de los grandes peligros para el recurso hídrico”, afirmó.

Sobre este aspecto, lamentó que no perciben una acción preventiva de parte de las instituciones que deben acompañar. “¿Por qué se sigue contaminando? ¿Dónde están los mecanismos de regulación, inspección, de revisión de que la ley se cumple? Es frustrante”.

Otros retos que visualiza son aumentar la cobertura del alcantarillado sanitario y asegurar el respeto de las áreas de protección de los ríos.

Reto continúa

Cedarena es una de las organizaciones agrupadas en la Alianza Nacional para la Defensa del Agua, ANDA, que ha clamado durante años por una nueva legislación sobre el recurso hídrico.

Murillo recordó que en noviembre 2017 se aprobó un proyecto de ley basado en un proyecto de iniciativa popular, pero fue enviado a consulta a la Sala Constitucional por parte de algunos diputados y la Sala encontró vicios de procedimiento.

Pese a este gran traspié, la abogada insiste en que se requiere una nueva ley. “Tiene que venir del conocimiento de que el recurso hídrico no es ilimitado, debe haber un trabajo en el tema de la institucionalidad del recurso, la introducción de ciertos conceptos técnico – científicos como cuencas, concesiones y el tema de la participación en la gestión integrada”, afirmó.

Además, recordó que hay un proyecto de reforma constitucional para reconocer el acceso al agua como un derecho humano.

Murillo celebró las iniciativas existentes que buscan mejorar la gestión del recurso hídrico desde varias perspectivas como convertir nuevamente los ríos en lugares de esparcimiento y otras sobre gestión de residuos sólidos que impactarían el recurso hídrico.

0
0
0
s2smodern

Desconfianza debilita vida en sociedad

el . Publicado en Gran Tema

Los costarricenses son cada vez más desconfiados de sus instituciones y mantienen una actitud pesimista sobre el futuro, especialmente en el campo económico. Lo refleja la más reciente encuesta de opinión sociopolítica del CIEP-UCR. La Iglesia Católica no escapa de esta valoración.

Laura Ávila Chacón
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Desconfianza y pesimismo podrían resumir el sentimiento que predomina en la sociedad costarricense de frente a las instituciones y al futuro del país, de acuerdo con los resultados de la encuesta de opinión sociopolítica, publicada el pasado 22 de agosto por el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP), de la Universidad de Costa Rica (UCR).

En el plano político, las percepciones alrededor de los primeros tres meses de gobierno del presidente Carlos Alvarado muestran un pesimismo generalizado, siendo el principal problema social aludido la inseguridad, seguido del desempleo y en un tercer lugar, la situación fiscal.

Los ticos también dibujan un panorama negativo alrededor de la migración de nicaragüenses como fruto de la crisis política y social que vive su país, así como de la gestión del Poder Judicial, al punto de que 63 de cada 100 entrevistados respondió que la administración de justicia está peor que hace dos años.

Esta evaluación se proyecta en la misma línea hacia las instituciones en general, pues se detecta una creciente desconfianza, de la cual no escapa la Iglesia Católica.

Al respecto, la medición sobre la calificación de las instituciones se estableció de 1 a 10, siendo 6.8 la nota mínima para considerar que los costarricenses aprueban su gestión.

Únicamente 6 entidades superan ese umbral: la Universidad de Costa Rica (8.2), las universidades públicas en general (7.8), el Organismo de Investigación Judicial (7.2), el Instituto Costarricense de Electricidad (7.1), las universidades privadas (7.1) y el Tribunal Supremo de Elecciones (6.9). Las demás instituciones consultadas “reprueban” en la valoración de la ciudadanía y la mayor parte de ellas incluso empeora su nota. Así, por ejemplo, la Iglesia Católica recibe la calificación más baja desde abril de 2013 con una nota de 6.5. La Caja Costarricense del Seguro Social es calificada por la población con una nota de 5.7 y la Policía con un 5.7. 

El estudio llama la atención por el fuerte deterioro de la opinión sobre la Defensoría de los Habitantes que también recibe la peor calificación en toda la serie (2013 a 2018; nota 6.1). El Poder Judicial (5.9) y la Sala Constitucional (5.6) también son calificadas de forma negativa y obtienen su peor nota desde el abril de 2013. 

Otras iglesias (5.9), la Contraloría General de la República (5.5) y RECOPE (4.5) tampoco se salvan del descontento y la desaprobación de la ciudadanía. El gobierno mejora su valoración respecto de marzo de 2018 pues pasa de una nota de 4.9 a 5.2, sin embargo, está lejos de su valor más alto (6.2) alcanzado en julio de 2017 en la administración Solís Rivera. 

La Asamblea Legislativa y los partidos políticos continúan como las entidades peor valoradas por los costarricenses. 

La situación de la Iglesia

El Dr. Ronald Alfaro, investigador del CIEP, confirma  que todas las instituciones experimentaron una reducción en su calificación, y en el caso de la Iglesia, hay factores a largo y a corto plazo que lo podrían eventualmente explicar.

Mencionó por ejemplo la creciente insatisfacción de los ciudadanos con el desempeño de las instituciones y las organizaciones de la sociedad civil en general, fenómeno que ocurre no solo en Costa Rica, así como hechos puntuales, como el informe de los abusos sexuales en Estados Unidos, que salió a la luz en los días de la encuesta.

“No es que sea una ecuación matemática, son cosas que pueden estar asociadas, aunque es difícil decir que todos los costarricenses conocen del tema, pero esos hechos son los que normalmente hacen variar las notas de las instituciones”, explicó Alfaro.

Otro aspecto que para él es necesario considerar, es que el país viene saliendo de una campaña electoral en la cual el tema religioso estuvo muy presente, y la Iglesia Católica jugó un rol muy visible, lo cual tiene sus repercusiones.

Eso sí, dijo que si todas las instituciones hubieran mejorado su calificación y solo la Iglesia hubiera bajado, se podría pensar en un tema específico que la habría afectado, lo cual no es el caso, aunque ello no resta importancia al cambio de percepción de los encuestados.

El politólogo Sergio Araya relacionó por su parte los resultados de esta encuesta con el decrecimiento en el nivel de adherencia de parte de los ciudadanos que viene recibiendo la Iglesia, fenómeno que no es exclusivo de Costa Rica, pero que no se puede pasar por alto. 

Ello es evidente, según dijo, en el crecimiento de denominaciones cristianas con católicas, especialmente de corte neopentecostal, y en la erosión del carácter católico que imperaba en la sociedad costarricense hasta hace algún tiempo.

Señaló que existen factores estructurales que podrían explicar el fenómeno, así como asuntos coyunturales. Coincidió en el efecto de la campaña política, en el que algunos católicos pudieron sentirse poco respaldados por la jerarquía frente a la agenda que elaboró el candidato Fabricio Alvarado, y asuntos como la migración y los escándalos de pedofilia.

Pidió recordar que la encuesta, cuando habla de Iglesia Católica, no se refiere a la ciudadanía que profesa la fe en clave eclesial, sino exclusivamente a los obispos y sacerdotes del país.

Para Araya, frente a los resultados de la encuesta, es necesario hacer esfuerzos para recuperar el posicionamiento especialmente entre las generaciones más jóvenes, así como tener en cuenta los temas que despiertan sensibilidad en el ambiente, como los relacionados con los derechos sexuales y las minorías.

En relación a la migración de creyentes hacia otros grupos, dijo que no se pueden desconocer motivaciones que expresan estas personas, como el hecho de sentirse más tomados en cuenta así como las experiencias vivenciales de la fe.

La Iglesia vive de Cristo, no de encuestas

Al respecto, el Padre Mauricio Granados, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, dijo que no le sorprende el resultado general obtenido por las instituciones, pues se trata de una tendencia cultural que se ha instalado en Occidente desde los años 90, que nace en Europa y que afecta en este momento a América Latina con fuerza, además se siente el peso de la opinión de generaciones más modernas como los llamados millenials, (nacidos entre 1980 y el 2000) que tienen un desarraigo más generalizado por las instituciones y el modelo de sociedad democrática desprendido después de la II Guerra Mundial. 

La Iglesia, explicó, aunque a sí misma no se considera una institución como tal, sino un misterio, en el común de la gente, especialmente quienes ven a la Iglesia solamente como su jerarquía, puede percibirse de ese modo y por tanto también se ve afectada por ese desgaste.

El sacerdote coincidió que podrían haber efectos de la campaña electoral, en particular del descontento que algunas personas sintieron ante lo que percibieron como una inacción de los obispos y sacerdotes a los supuestos ataques que recibió la Virgen de los Ángeles, desconociendo el hecho de que pesaba sobre la Iglesia una medida cautelar del Tribunal Supremo de Elecciones que le impedía manifestarse abiertamente. Otro factor que mencionó fueron efectivamente los casos de abuso sexual de Chile y Estados Unidos.

“Con ese telón de fondo observamos con atención el dato, pero también tenemos que equipararlo con el desgaste de las demás instituciones de nuestro país”, dijo.

El Padre Mauricio recordó que la Iglesia no puede vivir de las encuestas ni de la opinión pública, ya que su trabajo es testimonial. “Ser sal de la tierra y luz del mundo conlleva enfrentarse a las ideologías que adversan el Evangelio, temas como oponerse el lucro y defender la vida muchas veces traen descrédito”, dijo. “Jesús muere al final por la condena popular, que en términos de opinión pública sería muy mala”, agregó.

Eso sí, dijo, lo que debería de preocupar a los católicos es que ese dato que revela la encuesta se convierta en un obstáculo para presentar el Evangelio, es decir, que los prejuicios sociales impidan realizar la misión.

“Ahí si debemos de redoblar los esfuerzos, y no solo en los campos tradicionales de la evangelización, como la catequesis y la proyección social, sino en nuestra comunicación con la sociedad, en clave de transparencia y de mostrar que esos prejuicios no son ciertos, que es mentira por ejemplo que la Iglesia viva para acumular dinero o que se goce en privilegios inexistentes”, agregó.

Por eso, llamó a la conciencia especialmente de los católicos sobre cómo sopesar los datos de encuestas como éstas, recordando que la Iglesia es la proyección de Jesucristo en la realidad, ya que el Señor sigue hablando, bautizando y dando su gracia a la sociedad a través de la Iglesia.

“No podemos vivir de cortoplacismos, es un dato a tomar en cuenta, pero no es el dato fundamental, nuestro dato fundamental es lo que está haciendo el Señor a través del trabajo de la Iglesia en los corazones y las vidas de las personas”, concluyó.

 

0
0
0
s2smodern