All for Joomla All for Webmasters

El agua potable es fortaleza nacional

el . Publicado en Actualidad

  • El 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua

Sofía Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Costa Rica figura en la lista de los 56 países donde los turistas pueden tomar agua del tubo. A diferencia de 187 países donde el consumo no sería seguro, este país y Chile destacan como los únicos de América Latina donde las normas sanitarias permiten beber agua del grifo.

Este dato lo facilitó el sitio web Globehunters, dedicado a la venta de paquetes turísticos, el cual recopiló la información de la agencia de prevención y desastres de Estados Unidos y el Centro para el Control de enfermedades (CDC).

Somos “uno de los pocos países latinoamericanos que brindan el acceso de agua potable a más del 90 % de sus habitantes”, dice el informe de la Política Nacional de Agua Potable de Costa Rica, 2017-2030.

Curiosamente en el país un 8% del recurso hídrico es aprovechado por la actividad turística, de acuerdo con el Informe gestión del recurso hídrico y saneamiento en Costa Rica, 2015. 

Este informe destaca que el recurso hídrico del país es un motor de desarrollo económico y social, un 22% es aprovechado por el consumo humano, mientras que el sector agropecuario y agroindustrial, tienen un 21% y 19% de aprovechamiento respectivamente.

Pero, ¿qué significa que el agua sea potable? “Consiste en agua tratada que cumple con los valores recomendables o máximos establecidos, para diferentes parámetros, entre ellos: estéticos, organolépticos, físicos, químicos, biológicos y microbiológicos y que al ser consumida por la población no causa daño a la salud”, dice el Reglamento de la Calidad del Agua Potable de Costa Rica.

No obstante, “en otros países, se suele usar el mismo concepto para el agua que solamente ha sido desinfectada con cloro y proviene de fuentes mejoradas; tales como una fuente pública o conexión intradomiciliar,” indica el Informe 2017-2030.

Algunos de los factores que disminuyen la oferta de agua disponible, según la Política Nacional de Agua Potable de Costa Rica, 2017-2030 es la creciente contaminación de las fuentes superficiales y subterráneas.

Además de un rezago en el financiamiento para mantenimiento y nuevos proyectos de infraestructura y de la falta de sensibilización de los usuarios con respecto a la utilización eficiente del recurso hídrico.

“No toda agua es vida” 

Sobre este último aspecto, el mismo Papa Francisco se ha sumado en el generar conciencia en los ciudadanos. Su llamado en 2017 fue a “asumir que no toda agua es vida: sólo el agua segura y de calidad”, según dijo en el contexto del Seminario Derecho humano al agua celebrado en la Pontificia Académica de las Ciencias.

En ese sentido señaló que “el derecho al agua es fundamental para la supervivencia de las personas, y determina el futuro de la humanidad”.

En otros momentos ha insistido en que “cuidar las fuentes y las cuencas hidrográficas es un imperativo urgente”. “Urgen proyectos compartidos y gestos concretos, teniendo en cuenta que es inaceptable cualquier privatización del bien natural del agua que vaya en detrimento del derecho humano de acceso a ella”, expuso el año anterior durante la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación.

En esta ocasión, agregó que “no podemos permitir que los mares y los océanos se llenen de extensiones inertes de plástico flotante”, de ahí el llamado a trabajar activamente para salvaguardar las olas en beneficio del cuidado de nuestro planeta.  

Situación en el mundo

En todo el mundo, al menos 2000 millones de personas se abastecen de una fuente de agua potable que está contaminada por heces, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Además, la OMS agrega que el agua contaminada puede transmitir enfermedades como la diarrea, el cólera, la disentería, la fiebre tifoidea y la poliomielitis. Unas 842 000 personas mueren cada año de diarrea como consecuencia de la insalubridad del agua, de un saneamiento insuficiente o de una mala higiene de las manos. 

La diarrea es la enfermedad más conocida que guarda relación con el consumo de alimentos o agua contaminados. Se calcula que la contaminación del agua potable provoca más de 502. 000 muertes por diarrea al año.

En muchas partes del mundo, los insectos que viven o se crían en el agua son portadores y transmisores de enfermedades como el dengue. Algunos de estos insectos, denominados vectores, crecen en el agua limpia, y los contenedores domésticos de agua de bebida pueden servir como lugares de cría. 

Por ello, la recomendación de la OMS es “cubrir los contenedores de agua” como una medida posible para “reducir la cría de vectores, y reducir también la contaminación fecal del agua en el ámbito doméstico.”

 El 2030 es la meta

En la llamada a la acción a todos los países para erradicar la pobreza y proteger el planeta, así como garantizar la paz y la prosperidad, los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) plantean el de agua limpia y saneamiento, para lo cual Costa Rica tiene como meta al año 2030 “alcanzar la universalización de los servicios de agua potable y de saneamiento.”

Esto significa que “entre el 99,0% y el 100,0% de nuestra población deberá tener agua de calidad potable con cantidad, continuidad, cobertura y costos asequibles, tomando en cuenta que para ese año la población del país será mayor a los 5.500.000 habitantes”, detalla el documento Costa Rica: Agua y Saneamiento 2030 / Análisis relacionado al ODS.

 

0
0
0
s2smodern