All for Joomla All for Webmasters

Impulsores de la ideología de género buscan “reingeniería social”

el . Publicado en Actualidad

  • Gianfranco Amato, jurista italiano, visitó Costa Rica

Ma. Estela Monterrosa S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

El reconocido abogado y jurista italiano Gianfranco Amato estuvo en el Seminario Nacional Nuestra Señora de los Ángeles ofreciendo una charla a los seminaristas y sacerdotes formadores el martes 5 de marzo.

Amato es especialista internacional en las áreas de familia, bioética e ideología de género, es presidente de la organización Juristas por la Vida y miembro de la Asociación italiana de abogados, jueces y profesores de Derecho que luchan por la defensa de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.

En la actividad estuvieron presentes Mons. Mario Enrique Quirós, obispo de Cartago, y el rector del Seminario, Pbro. Luis Arturo Chaves Saborío.

Amato habló sobre la ideología de género y cómo se ha expandido por el mundo a través de los organismos de la Organización de las Naciones Unidas. Indicó que desde la Oficina de Derechos Humanos de la ONU definieron la identidad de género de una forma que se replica en legislaciones de varios países de la región latinoamericana sin que exista un tratado internacional de por medio.

En su presentación incluyó testimonios, entre ellos el de la Dra. Amparo Medina, exfuncionaria de la ONU que explicaba cómo contactaban a legisladores de diferentes países, les pagaban viáticos y les entregaban una carpeta con la información para modificar la legislación y el discurso que debían seguir. “¿Dónde queda la dignidad de los parlamentos de esos países?”, cuestionó Amato.

Dicha definición dice: “La identidad de género es la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la experimente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo (que podría involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de técnicas médicas, quirúrgicas o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida) y otras expresiones de género. Incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y los modales”.

Colonización ideológica

Amato afirmó que esta es la colonización ideológica a la que se ha referido el Papa Francisco en diferentes oportunidades. Recordó las Palabras del Papa Francisco conferencia de prensa durante el vuelo de Manila a Roma en enero de 2015:

“La colonización ideológica: pondré sólo un ejemplo, que yo mismo presencié. Hace veinte años, en 1995, una señora Ministra de Educación había pedido un importante préstamo para poder construir escuelas para pobres. Le concedieron el préstamo con la condición de que en las escuelas los niños, a partir de un cierto grado, tuvieran un determinado libro. Era un libro escolar, un libro bien preparado didácticamente, en el que se enseñaba la ideología de género (…) Eso es la colonización ideológica: entrar en un pueblo con una idea que no tiene nada que ver con él; con grupos del pueblo sí, pero no con el pueblo, y así colonizar un pueblo con una idea que cambia o pretende cambiar su mentalidad o su estructura”. 

Uno de los países donde se ha implementado la definición de identidad de género de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, es Costa Rica mediante el Protocolo de atención del bullying contra población estudiantil LGTB inserta en los centros educativos del Ministerio de Educación Pública, que puede compararse en el marco conceptual.

En ese documento se declara: “El sistema educativo se convierte por tanto en un excelente espacio para ser motor del cambio” (pag. 6), lo cual, según Amato, en lo que respecta a la ideología de género, viola el artículo 26 inciso 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que dice: “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.

También citó el numeral 56 de la exhortación apostólica Amoris laetitia:

“Otro desafío surge de diversas formas de una ideología, genéricamente llamada gender, que niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer. Esta presenta una sociedad sin diferencias de sexo, y vacía el fundamento antropológico de la familia. Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre hombre y mujer. La identidad humana viene determinada por una opción individualista, que también cambia con el tiempo”.

Precisamente, para Amato, una de las consecuencias de la ideología de género es el ataque a la familia reconocida por diversos instrumentos jurídicos entre ellos la Declaración Universal de los Derechos Humanos. 

En este sentido, recordó que el concepto de familia no es un tema político, jurídico o una moda, que puede manipularse, data de siglos atrás, mucho antes del establecimiento de las instituciones políticas, económicas, sociales, jurídicas, religiosas, data, de los principios de la historia de la humanidad, dijo.

Amato afirmó que con los cambios a la legislación se busca una “reingeniería social” que es irreversible y que aumenta su impacto cuanto más tiempo esté vigente.

 

0
0
0
s2smodern