All for Joomla All for Webmasters

Jóvenes privados de libertad tienen sed de Dios

el . Publicado en Actualidad

  • Pastoral en cárcel de menores les lleva compañía y esperanza

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“No sé a qué religión pertenezco, pero yo creo en el poder de la Cruz, póngamela”. Estas fueron las palabras de un recluso en el Centro de Formación Juvenil Zurquí (CFJZ) durante la celebración del Miércoles de Ceniza de este año. El muchacho se arrodilló y recibió la imposición de la ceniza.

Josué Zúñiga y Leonardo Pérez son dos laicos que iniciaron ese día una labor de evangelización y acompañamiento pastoral en ese centro penitenciario para menores, en atención a la solicitud del párroco de San Josecito de Heredia, Rigoberto Barboza.

Ambos fieles hablan sobre la necesidad de atención, escucha y del amor de Dios entre los jóvenes presidiarios, tanto varones como mujeres. Hay casos donde incluso no han recibido ni los primeros sacramentos.

Tanto Zúñiga como Pérez, vecinos de Coronado, exponen que muchos reclusos se sienten abandonados porque nadie los visita, o porque incluso sus propios familiares están prisioneros en otras cárceles. 

De acuerdo con el Gobierno de la República, casi la tercera parte de los muchachos detenidos en el CFJZ sufre un abandono sistémico al no recibir ninguna visita.

En este trabajo pastoral los dos laicos han contado con el apoyo de los padres amigonianos Vicente Gregori y Elvin Sandoval, quienes presiden la Santa Eucaristía cada 15 días y ofrecen el Sacramento de la Reconciliación. 

También se les sumaron las religiosas Hijas de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta. Ellas se encargan de la evangelización en el área femenina. Asimismo, el párroco ha recorrido las celdas para confesar a los muchachos y muchachas.

Piden los sacramentos

Josué, quien también es un joven de 20 años de edad, habla sobre la realidad de estos muchachos y la necesidad de un encuentro con Cristo. “Ellos mismos piden que les demos los sacramentos”, relata. 

Ambos servidores contaron que de un día la psicóloga les pidió hablar con un joven, quien al parecer presentaba conducta violenta y enojo porque no recibe visitas de sus familiares debido a la distancia (su familia es de Puntarenas) y a que padece una enfermedad.

Fueron con el muchacho, primero le preguntaron por las cosas que le gustaban y él les empezó a hablar sobre su vida en Puntarenas, lo escucharon y luego le sugirieron que escribiera una carta a Dios y pusiera todo lo que quisiera decirle a Él.

Esa carta está guardada debajo del Sagrario de la Capilla de San Josecito de Heredia, solo Dios y él saben lo que está escrito. Después de esto el muchacho pidió el Sacramento del Bautismo, el cual celebraron el 24 de mayo, junto a la Primera Comunión y la Confirma. 

“Un día unos estaban subidos en un árbol y como zaqueo se bajaron y corrieron a recibirnos”,  contó por su parte, Leonardo Pérez. 

En estos momentos, preparan las celebraciones navideñas en el Centro de Formación Zurquí. Mencionan que intentan llevar a cabo diversas actividades y por ejemplo, durante la celebración de la Semana Santa hubo muchachos que se vistieron como personajes bíblicos y hasta consiguieron un burro para representar la entrada de Jesús en Jerusalén.

Necesitan ropa y productos de aseo

Como se mencionó anteriormente, hay muchachos que no reciben visitas, por lo tanto en ocasiones carecen de productos  de higiene y aseo personal (como papel higiénico y desodorantes en barra). 

En estas fechas por ejemplo, debido al frío, hay necesidad de ropa interior nueva, camisetas, medias y abrigos, ya que en las celdas hace mucho frío.

Las personas que deseen colaborar pueden ponerse en contacto con Leonardo Pérez al teléfono 8387 2983 o con la Parroquia de San Josecito, en Heredia.

 

0
0
0
s2smodern