All for Joomla All for Webmasters

“La JMJ en Portugal es un sueño que surgió hace tiempo y se hace realidad”

  • Mons. Joaquim Mendes, Obispo Auxiliar de Lisboa, Portugal

Aunque faltan tres años y todavía están frescas las imágenes de lo vivido en Panamá, la Iglesia en Portugal ya se prepara para ser sede de la Jornada Mundial de la Juventud en el año 2022, tal y como fue anunciado al término de la Misa de Envío que el Papa Francisco presidió el domingo 27 de enero ante los 600 mil jóvenes entusiastas junto a quienes clausuró la JMJ 2019.

El Obispo Auxiliar de Lisboa y Presidente de la Comisión Episcopal de Laicado y Familia, el salesiano Mons. Joaquim Mendes confesó hace poco a la revista católica Vida Nueva el desafío que supone la organización del evento eclesial de esta magnitud, que se ve como una auténtica oportunidad para la Iglesia Católica en su país.

Redacción y Vida Nueva Digital

¿Qué supone para la Iglesia en Portugal acoger la próxima Jornada Mundial de la Juventud?

Supone un gran desafío para implicar y movilizar a toda la Iglesia local para propiciar que los jóvenes de todo el mundo puedan vivir una fuerte experiencia de fe y de vida eclesial, de convivencia y de fiesta.

¿Cómo han recibido la noticia los obispos portugueses?

La noticia la hemos recibido con mucha alegría, porque todos la deseaban. Ha sido un sueño que surgió hace mucho tiempo y que ahora se está haciendo realidad.

Conocida la elección por parte del Papa, ¿qué ecos le transmitieron los peregrinos portugueses presentes en Panamá?

El eco de los peregrinos tras el anuncio de que la próxima JMJ será en Portugal fue de gran satisfacción por la localización, la facilidad para los transportes, la posibilidad de una gran participación de jóvenes de países de habla portuguesa, como Angola, Mozambique, Cabo Verde, Guinea, Santo Tomé y Príncipe, así como de Brasil y Europa. Además, por las condiciones logísticas y la belleza que ofrecen la ciudad y el Área Metropolitana de Lisboa.

Tras el Sínodo de los Jóvenes, ¿ha calado en la Iglesia la fuerza del protagonismo juvenil?

En la Iglesia local y en las Iglesias particulares estamos en medio de todo el proceso de acogida del Sínodo, que ahora ha recibido un gran impulso con este anuncio de la JMJ 2022. Es una buena motivación y una oportunidad para la movilización de las iglesias locales en su relación con los jóvenes.

¿Cómo vivió la experiencia de la JMJ en Panamá?

Estuve en Panamá desde el 15 de enero siguiendo el proceso de preparación inmediata de esta JMJ de 2019. Viví la experiencia del gran entusiasmo y compromiso del pueblo panameño, de acogida fraterna y disponibilidad para recibir a todos abriendo las puertas de sus casas a voluntarios, jóvenes, sacerdotes y obispos que han querido estar acogidos con las familias. He podido constatar una excelente colaboración e implicación de las autoridades públicas y una gran cordialidad y alegría por parte de todos por poder acoger, y por sentir que su pequeño país, el istmo de Panamá, se ha convertido por unos días en la capital mundial de la juventud, con la presencia de más de seiscientos mil jóvenes de ciento cincuenta y seis países de obispos y centenares de sacerdotes y religiosos, expresión visible y significativa de la Iglesia unida y reunida en torno al Papa, convirtiéndose así en un gran signo para el mundo.

La presencia del Presidente de la República en Panamá fue una muestra del apoyo de las autoridades civiles, ¿qué piden a la sociedad portuguesa?

Pude comprobar directamente el gran entusiasmo del Presidente de Panamá y de los miembros del gobierno que habían participado en los eventos centrales de la JMJ como la misa de apertura, la bienvenida al Papa, el Via Crucis, la vigilia y la misa de envío, así como la misa de dedicación del altar y la reapertura de la Catedral. La delegación portuguesa contó también con la presencia del Presidente de la República de Portugal, el alcalde de Lisboa, el secretario de Estado para la Juventud, el embajador de Portugal en Panamá, que acogieron con gran entusiasmo el anuncio de la JMJ de 2022 en Lisboa. Todos han asegurado su compromiso, participación e implicación en la organización, que es esencial. Estamos seguros de que lo tendremos, al igual que el de la mayoría de la población portuguesa.

 

0
0
0
s2smodern