All for Joomla All for Webmasters

“Después de verla nadie podrá decir que algo es imperdonable”

El director de cine, Juan Manuel Cotelo, habló de su nueva película

“El perdón es posible, siempre, incluso cuando parece imposible”, dice Juan Manuel Cotelo, quien lanzó su nueva película, El Mayor Regalo, que se estrenará el próximo 27 de junio en la Cadena de Cines Cinemark. 

Cotelo es conocido por obras como La Última Cima y Tierra de María. Este nuevo documental presenta testimonios e historias de personas que han sabido perdonar incluso en situaciones extremas. 

Eco Católico le hizo una entrevista en la cual el cineasta español afirmó que después de ver “El Mayor Regalo”, nadie podrá decir que existe algo imperdonable, y destacó los testimonios de perdón que se han producido en aquellos que vieron el filme. 

A continuación, un extracto del diálogo.

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Cómo ha sido la recepción de la película?

De momento, El Mayor Regalo se ha estrenado en 20 países, con una acogida maravillosa. En España ha sido la película del año más vista en su género. Y lo mejor es que, en todas partes, El Mayor Regalo cumple su función: ayudar a la gente. Desde todas partes nos escriben para contarnos los efectos especiales que tiene entre sus espectadores. Provoca reconciliaciones dentro de las familias, lo cual es el mayor éxito al que podemos aspirar. Si un sólo espectador recibiera el impulso que necesitaba para pedir perdón o para perdonar, el éxito es insuperable.

Quizá nos pueda detallar un poco más sin hacer “spoiler” ¿Qué es lo que este documental nos viene a decir acerca del perdón?

Que el perdón es posible, siempre, incluso cuando parece imposible. Todos los protagonistas de El Mayor Regalo creyeron que lo suyo ya no tenía solución, que estaban condenados a la tristeza o al rencor, para siempre. Y, sin embargo, todos han celebrado la fiesta del perdón, para su propia sorpresa. El perdón es el arma más poderosa que existe, de construcción masiva.

Háblenos del estilo que escogió para este documental

El Mayor Regalo combina ficción y realidad. La ficción se enmarca en el rodaje de una película del Far West en el que falta por rodar la escena final, en la que el bueno va a matar al malo. El final feliz clásico, que en realidad nunca es final, porque la venganza siempre genera nuevos conflictos, y tampoco es feliz, porque nunca hay felicidad en matar a alguien. El director de esa película decide buscar otro posible final feliz y viaja por el mundo en busca de personas que hayan resuelto sus conflictos de otro modo: mediante el perdón.

Me gustaría conocer un poco acerca del trabajo de producción, ya que viajó a diferentes países ¿A cuántas personas entrevistó para este trabajo y de qué lugares? 

El Mayor Regalo está filmada en España, Francia, Irlanda, México, Colombia y Ruanda. Hemos conocido muchísimos casos de preciosas reconciliaciones, en todas partes. En los medios de comunicación se cuenta inmediatamente que alguien ha matado a alguien, pero después no se da a conocer que alguien se ha reconciliado con alguien. En Ruanda, por ejemplo, hubo un genocidio en el que murieron 800.000 personas. De eso habló todo el mundo. ¿Pero cuántos medios de comunicación han contado que en ese país ha habido millones de reconciliaciones? ¡Esa es la buena noticia!

¿Cómo hizo para obtener el presupuesto?

El Mayor Regalo ha sido financiada gracias a la colaboración generosa de tres mil quinientas personas, de 30 países diferentes, que aportaron fondos para su producción y distribución. Me dediqué durante dos años seguidos a buscar el dinero, llamando a todas las puertas que encontraba. Algunas se abrieron, pero no era suficiente. Entonces lanzamos una campaña de “crowdfunding” y se sumaron todas esas personas, desde todo el mundo, incluido Costa Rica.

¿Qué tipo de testimonios hay en este documental? Me parece que hay personas sobrevivientes de ataques y hasta sicarios o paramilitares.

Hay testimonios muy variados, todos ellos alegres y llenos de esperanza. Porque todas las historias de perdón terminan en final feliz. Nadie podrá decir, después de ver El Mayor Regalo, que existe algo “imperdonable”.

De todos los testimonios que recogió ¿hay alguno que a usted lo marcara de manera particular? ¿por qué?

Todos los testimonios han tenido un impacto fuerte en mi vida, una invitación a la esperanza. Si no impactan en mí primero, no entran en la película. Pero me atrevo a destacar el testimonio de reconciliación familiar que se cuenta en El Mayor Regalo, pues soy casado y tengo tres hijas. Ese testimonio nos ayuda muchísimo a cualquier familia, a querernos y perdonarnos cada día de nuestra vida.

Desde el punto de vista espiritual ¿Qué significado ha tenido este documental para usted?

Una invitación a amar más, a no juzgar a nadie, a celebrar constantemente la fiesta del perdón, que nos libera, nos permite caminar por la vida con mayor paz.

En la película un director de cine se niega a filmar una película que busca darle a la gente “lo que la gente pide”, es decir, violencia y demás ¿por qué usted decidió hacer un cine enfocado en valores cristianos? ¿Cómo le ha ido con eso? Tengo curiosidad respecto a si esa ecuación le ha salido rentable.

Si usted encuentra algo más rentable que anunciar al mundo entero la buena noticia del Evangelio, dígamelo. Cuando un sólo espectador te cuenta que tu película le ha salvado la vida, le ha sacado de la tristeza, del rencor, del pesimismo… ¿usted es capaz de imaginar una rentabilidad superior? La decisión de transmitir las buenas noticias del Evangelio no fue mía. Fue idea de Jesucristo, que nos dijo a todos: “id por todo el mundo y anunciad la buena noticia. Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”. Yo hago esto por obediencia a esa invitación amable de Dios mismo. Es Él quien pone la eficacia, dentro del corazón de cada espectador.

 

0
0
0
s2smodern