All for Joomla All for Webmasters

“Cada controversia es una oportunidad para comunicar nuestro mensaje”

  • Jack Valero, experto en comunicación sobre temas de Iglesia

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

A veces en una conversación entre amigos se comenta sobre alguna noticia relacionada con un tema polémico, como el aborto o el llamado “matrimonio homosexual”, y alguno opina que el pensamiento de la Iglesia es “cerrado”, “retrógrada” o “discriminatorio” y otros calificativos que sin duda podrían resultar molestos para cualquier creyente.

¿Qué debería responder un cristiano cuando alguien dice algo así como: “La Iglesia protege a los curas pedófilos”, “¿por qué no permiten que dos hombres que se aman se casen?”, “se oponen a que una pareja pueda a cumplir su sueño de tener un hijo por medio de Fertilización in Vitro” o “están en contra del aborto porque son machistas e ignorantes”. 

La semana pasado estuvo en el país Jack Valero, fundador de Catholic Voices, un proyecto que inició en Reino Unido en 2010 y consiste en capacitar a laicos para que sepan desenvolverse ante los medios de comunicación sobre temas relacionados con la Iglesia, especialmente los más controversiales.

Este experto en comunicación impartió una charla el sábado 27 en el auditorio del Centro Universitario Miravalles, en Sabanilla de Montes de Oca, donde habló sobre cómo debería reaccionar un católico cuando escuche afirmaciones en contra de la Iglesia que no representan su pensamiento real o que resultan ser falacias.

Tenemos el mejor mensaje

Valero expuso sobre el “reframing”, una técnica que consiste en escuchar las ideas de los demás, identificar los valores comunes expresados por la contraparte (lo cual además ayuda a la empatía) y a partir de ahí exponer el pensamiento cristiano. 

El expositor partió de una premisa importante: “Si la Iglesia Católica tiene el mejor mensaje del mundo, ¿por qué la gente no lo quiere escuchar?”. El auditorio respondió que hay prejuicios en contra que provocan rechazo de antemano. 

De esta forma Valero, español residente en Inglaterra, explicó que muchas veces algunos se ponen en contra de la Iglesia porque sienten que coloca su doctrina por encima del bien o la felicidad de las personas, cuando realmente lo que busca es precisamente eso.

Por ejemplo, si la Iglesia se opone a la legalización del aborto no es porque quiere que las adolescentes en condición de pobreza sufran por un niño que no desean o que se practiquen un aborto clandestino y mueran, sino porque considera que esa no es la mejor manera para tratar la situación ni para proteger la integridad y dignidad humana.

Allí es cuando un católico, antes de enojarse, alzar la voz o bloquear a alguien en Facebook, puede mantener la calma y buscar qué valores cristianos hay en común con quien emite ese tipo de opiniones. 

Siguiendo el ejemplo anterior, un valor común con una joven feminista pro-aborto podría ser que tanto ella como usted desean ayudar a esa adolescente embarazada, pues ambos quieren que ella no sufra y que pueda desarrollarse plenamente. 

No se trata de “imponer una doctrina”, sino de encauzar la conversación a un nivel serio, maduro y enriquecedor, tanto para un lado como para el otro, sin necesidad de acusar o juzgar de insensible u otros adjetivos al que piense distinto, ya que esto no ayuda a una sana discusión.

Eco Católico conversó con Jack Valero sobre el reframing. La entrevista en la versión impresa de Eco Católico.

0
0
0
s2smodern