Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 13 Agosto 2020
Suscribase aquí

“Mi discapacidad es una bendición”

By Junio 30, 2020

Antropólogo, surfista y casi biólogo. A los dos años perdió la visión, pero nunca abandonó la fe ni la certeza de que las limitaciones físicas no son obstáculo para alcanzar los sueños.

Es la historia de Henry Hernández Martínez, quien a sus 24 años recibió el título en Bachillerato en Antropología por la Universidad de Costa Rica.

Henry es hijo de Alexandra Hernández y Henry Martínez, el menor de cuatro hermanos que viven en Tres Ríos. Es conocido también por su pasión como surfista, deporte en el que ha tenido una participación muy destacada a nivel nacional e internacional.

Dada la emergencia nacional, su título como antropólogo le llegó hace unos días en manos de Aarón, un funcionario de Correos de Costa Rica. Lo recibió en pantaloneta y sandalias, pero con una felicidad que nunca podrá olvidar. Graduarse es el fruto de su esfuerzo, perseverancia y disciplina, características ejemplares en Henry.

“Cuando supe que no habría graduación me sentí triste, pero entonces mi mamá sabiamente me dijo que nuestra lucha siempre ha sido por llevar la universidad a las calles, por contar con una universidad más inclusiva. Hoy en ese espíritu llega hasta mi casa un cartón que significa muchísimo para mí y mi familia. Soy antropólogo, graduado con honores y espero trabajar en las calles para construir un mejor país”, dijo emocionado.

Seleccionado de surf

Las ganas de vivir de Henry lo han llevado por caminos impensados. Por ejemplo gracias a la motivación de una amiga suya, Natalia Vindas, hoy forma parte de la Selección Nacional de Surf Adaptado de nuestro país.

“Llegue ahí por bombeta, por invitación de una amiga que tiene otra discapacidad, yo no era deportista en lo absoluto, lo hice como por decir, ‘ya lo hice y me voy’. Mi primera experiencia fue en Jacó en el 2017 en condiciones seguras, agarré la primera ola y me puse de pie, mi mamá no lo sabía, ella me había dicho que si lo iba a hacer que se lo contara después para saber que estaba vivo”, cuenta Henry entre risas.

Tiempo después, con entrenamiento, el apoyo de amigos como Natalia y Juan Manuel Camacho y mucha confianza en Dios surgió la oportunidad de la Selección Nacional, motivado porque la idea no era solo entrenar, sino poder apoyar a niños con discapacidad en el agua, para que hagan deporte y esto les genere impacto en su autoestima.

“Ya llevo 3 años en esta locura”, afirma Henry, quien ganó la medalla de bronce en el mundial de Surf Adaptado que se realizó en San Diego California, obteniendo además el puesto 9 para Costa Rica a nivel mundial.

Actualmente, continua con sus estudios de licenciatura en Antropología y le faltan apenas tres cursos para terminar el bachillerato en biología.

Conozca más la vida y el testimonio de Henry, suscribiéndose a la versión digital de nuestro medio impreso haciendo click En este enlace

Last modified on Martes, 30 Junio 2020 09:31
Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad