Face
Insta
Youtube
Whats
Lunes, 06 Julio 2020
Suscribase aquí

“Estamos frente a un drama humano”

By Junio 12, 2020

La Catedral de Limón fue el escenario donde el martes 26 de mayo, el clero de dicha Iglesia particular celebró la Santa Misa Crismal, que no pudo celebrarse durante la Semana Santa por la pandemia de Covid-19.

En su homilía, Monseñor Javier Román mencionó que , en efecto, “este año nos reunimos, con el dolor de no poder celebrar junto a los fieles que están a nuestro lado en las luchas y desvelos por llevar a todos la buena noticia de la salvación”.

Ellos y ellas, agregó, son “nuestros queridos laicos y agentes de pastoral son la fuerza que nos sostiene, anima y acompaña en la misión”.

En referencia a la emergencia nacional, el obispo manfestó que la crisis que vivimos por la pandemia del Coronavirus no es solo de carácter sanitario, ni siquiera un asunto exclusivo de la economía, o de la ciencia: “Estamos frente a un verdadero drama humano, una catástrofe de grandes dimensiones que repercute en la vida de todas las personas”.

Ante ello, como pastores, agregó, “no podemos ser indiferentes ante esta situación. Y no lo hemos sido, me consta la entrega y el sacrificio mostrado por muchos de ustedes en sus comunidades, exponiendo incluso la propia vida por el bien espiritual y material de quienes más necesitan. Son ustedes testimonio de la acción salvífica de Dios en el mundo, de su misericordia y de su providencia”.

“Encerrados en las sacristías o en las casas curales, pretendiendo solo la propia protección y poniendo la confianza únicamente en los bienes materiales no se puede dar testimonio de Cristo vivo y actuante en medio del mundo”, constató.

Por eso, declaró, como obispo se siente orgulloso “de un presbiterio que no tiene miedo de salir al encuentro, de ensuciarse, de sudarse y de caminar junto a su pueblo en sus alegrías pero también en sus penas”. Pero esto, insistió, no puede ser una actitud aislada, debe de ser un compromiso permanente, una actitud sostenida y dirigida a generar las condiciones sociales que permitan un desarrollo justo e integral para todos.

Adicionalmente, el pastor pidió no cansarse en esta misión ni pensar que la tarea termina en el servicio asistencial, “es el primer paso, necesario y urgente en muchos casos”, pero es “solo el inicio de una transformación que debe de llevarnos a la civilización del amor”, mencionó recordando la frase de San Pablo VI.

Un homenaje floral a la Virgen marcó el final del mes de mayo en la Diócesis de Limón, cuando además, Mons. Román celebró 5 años como obispo de esta Iglesia particular. Las rosas se compraron a agricultores de Llano Grande y se ofrecieron pidiendo por las personas enfermas y aquellas que han muerto por la pandemia.

Last modified on Sábado, 20 Junio 2020 19:11
Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad