Sábado, 04 Julio 2020
Suscribase aquí

“Amamantar es una manifestación de amor”

By Mayo 30, 2020

Con motivo del Día Mundial de la Donación de Leche Materna

El pasado 19 de mayo se celebró el día Mundial de la Donación de Leche Materna, en nuestro país el hospital de San Ramón, en Alajuela y el hospital Nacional de las Mujeres, en San José cuentan con bancos de leche materna.

“Los niños y adolescentes que fueron amamantados tienen menos probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad. Además, obtienen mejores resultados en las pruebas de inteligencia y tienen mayor asistencia a la escuela”, este es uno de los beneficios según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Otro de los beneficios es que la leche materna contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los lactantes de enfermedades frecuentes en la infancia como la diarrea y la neumonía, dos de las principales causas de mortalidad en la niñez en todo el mundo.

Entre los beneficios para la madre destaca que reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario, diabetes de tipo 2 y depresión postparto.

¿Cuál es el rol de los padres?

Eco Católico consultó al pediatra Dr. Walter Piedra sobre la importancia del rol de los esposos hacia sus esposas en esta etapa de amamantamiento.

El médico explicó que, aunque este proceso sea natural implica desgaste para la madre del niño. “Es una manifestación de amor, pero es cansado, tiene que tener en cuenta que la señora no va a dormir en el día y en la noche, entonces es importante propiciarle descansos a la madre, buscar una red de apoyo (con familiares, amigos, amigas…) para que la mamá pueda descansar”, dijo.

Es importante que las madres duerman bien, también que tengan sus espacios a solas “el papá no puede desentenderse, debe dar apoyo no solo para que ella pueda dormir, sino para que salga un momento, se disperse”, recomienda el doctor, sobre todo en esta época de pandemia en que estar encerrados trae muchos problemas, señaló.

El especialista recomienda espaciar, conforme el tiempo, la toma de leche. Recuerda que los chiquitos a los seis meses deben dormir de ocho a nueve horas, por lo que el padre debe ser considerado en el sentido de que en ocasiones las madres no dejan de amamantarlos para que no lloren o simplemente buscan otro sitio para que él descanse, olvidándose que ella también necesita descansar.

“Los papás machistas dicen ´no tengo nada que ver en eso, que ella se la juegue`. O acostumbrados a las súper mujeres de antes que estaban solas y tenían que salir adelante a como fuera”, expresó.

Para ello hay muchas formas de apoyar, yendo a las citas médicas, ayudando a que acaten las indicaciones, acompañando, propiciando el descanso y el esparcimiento de la madre, “acordarse de que uno como hombre puede cuidar y chinear al bebé también y que no es solo la mamá, organizar la red de apoyo, que la mamá sienta que uno estimula a que ella tiene apoyo”, ejemplificó el doctor Piedra.

Colaboró el periodista Danny Solano G.

Last modified on Sábado, 20 Junio 2020 19:41
Sofía Solano Gómez

Periodista, licenciada en Producción de Medios, trabaja en el Eco Católico desde el año 2016.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad